La integración de Experiencia adversas de la vida permite la disolución de síntomas a la vez que potencia los recursos positivos mejorando la calidad de vida.